Celebrando las experiencias siempre cambiantes de las tecnologías digitales, abordamos el desafío de reposicionar al museo como una institución moderna y relevante en el panorama cultural de Buenos Aires y más allá. Reconociendo la estática historia de los museos y la rápida evolución del entorno que los rodea, emprendimos un proceso de rebranding para reflejar esta transformación digital y conectar con las nuevas generaciones. La nueva identidad visual, inspirada en las formas líquidas y dinámicas de la comunicación contemporánea, busca unificar la comunicación de la marca y diferenciarla de su fundación principal. Este enfoque estratégico no solo posiciona al museo como un espacio cultural moderno, sino que también lo prepara para enfrentar los desafíos y aprovechar las oportunidades de un futuro incierto pero emocionante.

Celebrando las experiencias siempre cambiantes de las tecnologías digitales, abordamos el desafío de reposicionar al museo como una institución moderna y relevante en el panorama cultural de Buenos Aires y más allá. Reconociendo la estática historia de los museos y la rápida evolución del entorno que los rodea, emprendimos un proceso de rebranding para reflejar esta transformación digital y conectar con las nuevas generaciones. La nueva identidad visual, inspirada en las formas líquidas y dinámicas de la comunicación contemporánea, busca unificar la comunicación de la marca y diferenciarla de su fundación principal. Este enfoque estratégico no solo posiciona al museo como un espacio cultural moderno, sino que también lo prepara para enfrentar los desafíos y aprovechar las oportunidades de un futuro incierto pero emocionante.

Celebrando las experiencias siempre cambiantes de las tecnologías digitales, abordamos el desafío de reposicionar al museo como una institución moderna y relevante en el panorama cultural de Buenos Aires y más allá. Reconociendo la estática historia de los museos y la rápida evolución del entorno que los rodea, emprendimos un proceso de rebranding para reflejar esta transformación digital y conectar con las nuevas generaciones. La nueva identidad visual, inspirada en las formas líquidas y dinámicas de la comunicación contemporánea, busca unificar la comunicación de la marca y diferenciarla de su fundación principal. Este enfoque estratégico no solo posiciona al museo como un espacio cultural moderno, sino que también lo prepara para enfrentar los desafíos y aprovechar las oportunidades de un futuro incierto pero emocionante.